Home / Diversidades / Arte y Cultura / UN ÁNGEL DOS MUNDOS BAJADA DEL ÁNGEL EN SARAGURO, ECUADOR Y ARANDA DE DUERO Y PEÑAFIEL, ESPAÑA

UN ÁNGEL DOS MUNDOS BAJADA DEL ÁNGEL EN SARAGURO, ECUADOR Y ARANDA DE DUERO Y PEÑAFIEL, ESPAÑA

Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56

Bajada del Ángel: En Saraguro, nos sorprende la magia del sincretismo entre la más pura tradición judeo-cristiana occidental con la de los runas saraguros y en Aranda de Duero y Peñafiel, por su parte aparece el fervor de la fe cristiana, mezclada con la alegría y júbilo del domingo de gloria.

Saraguro, Aranda de Duero y Peñafiel, el primer pueblo Saraguro, en la tierra lojana, en Ecuador, cuna de la sabiduría indígena, de su intelectualidad representada en sus taitas, herederos generación tras generación del saber de los ancestros, aún hoy con sus tradicionales vestimentas, las de ellas faldas negras, tupos prendidos con alfileres de plata, collares multicolores y pendientes de filigrana; ellos con sus pantalones negros a media pierna, sus sombreros y cadenas plateadas

Aranda de Duero y Peñafiel, dos pueblos de los parajes del mar de la Castilla profunda, esa parte de España a 9000 kms de Saraguro, con olor a viñedo de la Ribera del Duero, con gentes que se unen alrededor de los asados y quesos, regados con el vino, gentes sencillas, pero que te acogen. Estos mundos, que a primera vista nos parecieran tan lejanos, se hermanan a través de un ángel, el Domingo de Resurrección, en el rito conocido como “Bajada del Ángel”.

Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56

En Saraguro, nos sorprende la magia del sincretismo entre la más pura tradición judeo-cristiana occidental con la de los runas saraguros y en Aranda de Duero y Peñafiel, por su parte aparece el fervor de la fe cristiana, mezclada con la alegría y júbilo del domingo de gloria. El personaje central es el pequeño ángel, que quitará el velo de luto, de la virgen, que llega en procesión de recogimiento, por el Cristo todavía muerto y crucificado, y cuyo origen podría estar en 1264, en Autos Sacramentales, o piezas de teatro religioso. En este caso, también encontramos adopción de rituales paganos, ya que se podría pensar que el huevo de dónde sale el ángel, es símbolo de vida, ya que la trasporta en su interior, en forma de ángel.

La forma en que se desarrolla la ceremonia es muy similar, en el caso de Saraguro, el rito empieza en una de sus comunidades, en la casa del alumbrador o prioste de la fiesta, cuyo dintel está adornado por las palmas que acompañaron a Cristo el Domingo de Ramos, desde allí se baja en procesión hasta la iglesia del pueblo, donde tendrá lugar el acto central. En ese recorrido aparecerán diferentes personajes, como por ejemplo los silvadores, hombres con máscaras, uno representando al diablo, que toca el tamboril y otro, vestido de mujer, con una rueca, que representa la pacha-mama y que son los que guían la procesión, haciendo bromas y rompiendo con la nota más mística y ceremonial, que en ningún momento se pierde en Aranda de Duero o Peñafiel. No olvidemos que detrás de los ritos católicos, siempre se ocultaron las creencias de los pueblos indígenas, que relacionan sus tres mundos, el de arriba o Hanan Pacha, el de aquí o Kay Pacha y el de abajo o Ukhu Pacha.

Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56

En el caso de Aranda y Peñafiel, la procesión discurre con total fervor y arrepentimiento, representando así la fe, sin olvidar los sones marciales, de la banda municipal de música, que la dan aún mayor solemnidad. Protagonismo especial tendrán las diferentes cofradías o hermandades de creyentes, que acompañan a la Virgen, que pueden ser penitenciales, sacramentales o de gloria, todas ellas con su propio culto.

Y al final llega el momento del pequeño ángel, que será el verdadero protagonista, tanto en Ecuador como en España, un niño o niña, con corona plateada, vestido de ángel, de corta edad, al que se izará en vuelo, mediante un sistema de poleas, para que quite el velo negro de luto, de la Virgen, porque Cristo ya ha resucitado, aunque en la tradición andina, la alegría esté más por lo generosa de la Pachamama.

Sólo son dos mundos y un ángel.

 

Sobre Olga Abad

Olga Abad
Estudios en Economía con especialización en trabajo con organizaciones de desarrollo y sociales. Content Manager en Masquemedicos, portal especializado en salud en España, Ecuador, Chile, Colombia, México y Venezuela. Experta en formulación y gestión de proyectos sociales y en investigación social y movimiento indígena. Proyectos más relevantes coordinados: Los pueblos indígenas del Ecuador protagonistas en la construcción de un nuevo modelo de país. CONAIE. Estado Plurinacional Y Buen Vivir: Debate y Construcción en la Región Sierra del Ecuador. ICCI, Instituto Científico de Culturas Indígenas. Mujeres indígenas y campesinas trabajando por la soberanía alimentaria. Asamblea de Unidad Cantonal de Cotacachi.

Check Also

EL BETIS GANA EN EL BERNABÉU 0 A 1 UN REAL MADRID AL QUE EMPIEZAN A DESCIFRAR SU JUEGO

Un Real Madrid, al que los equipos de La Liga Española, empiezan a descifrar la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Share This
Share This Article:

close