Home / Destacadas / Movimientos sociales luchan contra los transgénicos "El único camino que tenemos para que seamos escuchados es la movilización"

Movimientos sociales luchan contra los transgénicos "El único camino que tenemos para que seamos escuchados es la movilización"

Ecuador dio luz verde al ingreso de transgénicos en el país. El veto presidencial presentado el pasado 19 de mayo por el expresidente de la República Rafael Correa, cambió el artículo 56 de la Ley de Agrobiodiversidad, Semillas y Fomento de la Agricultura Sustentable para que se permita “el ingreso de semillas y cultivos transgénicos al territorio nacional, únicamente para ser utilizados con fines investigativos”. Las organizaciones sociales se movilizaron para denunciar esta medida que consideran inconstitucional, ya que el artículo 401 de la Constitución de 2008 prohíbe el ingreso de transgénicos.

El miércoles 21 de junio, la Federación de Centros Agrícolas y Organizaciones Campesinas del Ecuador (FECAOL) encabezó un plantón en los exteriores del Palacio de Carondelet, en el centro de Quito, para pedir la derogación al artículo 56 de la Ley de Semillas y rechazar el ingreso de transgénicos al país. A esta acción se sumaron colectivos ecologistas, organizaciones indígenas y campesinos de las regiones Costa y Sierra. 14 provincias se movilizaron durante este plantón nacional en sus diferentes gobernaciones. Richard Intriago, dirigente de la FECAOL, recalcó que el movimiento campesino lleva diez años luchando contra los transgénicos por sus consecuencias perjudiciales para los agricultores, los consumidores y la tierra. La FECAOL presentó una demanda de inconstitucionalidad al artículo de la ley en la Corte Constitucional y también esperan una respuesta favorable por parte del Presidente del Ecuador Lenín Moreno. Caso contrario, como movimiento campesino, están firmes en tomar acciones y radicalizar las medidas a nivel nacional.

“La próxima acción es una marcha nacional de todos los sectores de la población a Carondelet. El único camino que tenemos para que seamos escuchados es la movilización”.

– R. Intriago.

Fotografías: Juan Diego Montenegro

El problema de los transgénicos en el campo es considerado como grave. El ingreso de transgénicos para uso investigativo demanda, según Intriago, hacer parcelas demostrativas para ver cómo funcionan, lo cual repercutiría en la contaminación de variedades criollas campesinas del país.

Alex Naranjo, activista de Acción Ecológica, se suma a esta consideración porque la investigación con transgénicos exige el desplazamiento de comunidades campesinas, ya que asegura que para ver los resultados de este tipo de cultivo, se necesitan como mínimo 400 hectáreas de tierra.

“Es momento de regresar a ver a los campesinos, a la tierra. Los transgénicos son la potenciación del modelo agroalimentario hegemónico. No hay estudios seguros sobre este tipo de tecnología. El gobierno dice que es sólo para investigación. Que se investigue cómo mejorar la fertilidad del suelo sin uso de agrotóxicos, entonces. No estamos en contra de la investigación, estamos exigiendo que se respeten las semillas”.

– A. Naranjo

Naranjo también denuncia que los transgénicos tienen una relación íntima con el glifosato, ingrediente activo de los herbicidas que en el 2015, fue declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “posible cancerígeno”. Por esta razón, ve la necesidad de hacer trabajo para concientizar a la sociedad en general sobre las consecuencias devastadoras que traen los transgénicos, y que ya son visibles en otros países de América Latina.

El ingreso de transgénicos es un tema coyuntural. Para Intriago, el Estado mantiene una deuda histórica con el sector campesino que no ha sido discutida. Asevera que nunca se hizo la reforma agraria que se prometió, todavía existen campesinos sin tierra, la Ley de Tierras es perjudicial porque no se habló de la redistribución de la tierra, la Ley de Aguas es privatizadora, la comercialización campesina es una desventaja ya que los intermediarios son los que sacan mayor provecho a costa de los campesinos, y la única política agraria que ha existido es la repartición de químicos en los sectores rurales. Sin embargo, ahora la lucha encamina al campesinado, a las organizaciones sociales en defensa de la naturaleza y de la soberanía alimentaria, y a las y los ecuatorianos a gritar en unidad ¡Ecuador, libre de transgénicos!

 

 

Sobre Julia Lozada

Julia Lozada
Comunicadora Social de la Universidad Central del Ecuador con especialización en Educomunicación. Ha trabajado como periodista en radio y en prensa popular. Apasionada por el teatro y la fotografía. Conjuga su trabajo periodístico con su labor en las artes escénicas.

Check Also

EL BETIS GANA EN EL BERNABÉU 0 A 1 UN REAL MADRID AL QUE EMPIEZAN A DESCIFRAR SU JUEGO

Un Real Madrid, al que los equipos de La Liga Española, empiezan a descifrar la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Share This
Share This Article:

close