Home / Diversidades / La nobleza del alma, el respiro de nuestro karma Buscando sentidos encontré el Kundalini Yoga

La nobleza del alma, el respiro de nuestro karma Buscando sentidos encontré el Kundalini Yoga

Fotografías: Dounia Sadaoui
Fotografías: Dounia Sadaoui

Texto de: Terajot Kaur (Maria Cecilia Picech)

Buscando sentidos encontré el Kundalini Yoga. No solo quería mover mi cuerpo, sino cantar, respirar, vivir… reencontrarme conmigo misma, tener un espacio de comunicación con mi ser más profundo, ese que soy cuando no estoy con nadie, esa identidad que solemos olvidar o no darle importancia en la vida diaria. Cuando la realidad te aprieta y las cosas no salen como las esperas, es la oportunidad de que las preguntas que nos acompañaron siempre, tomen un nuevo sentido personal y trascendental: ¿Cuál es el sentido del vivir? ¿Cuál es la razón por la que estamos aquí, con un cuerpo, un nombre, una profesión, en un lugar y tiempo determinado? Por distintas razones, me había acostumbrado a dejar de escuchar mi alma, a convertirla en un recinto al que solo acudía en los malos momentos. Como buena antropóloga, me adoctriné en la intelectualidad, el cuestionamiento y la relatividad del conocimiento. Sin embargo, algunas filosofías y prácticas te tocan el corazón y te ayudan a reencontrarte contigo misma en el momento en que más lo precisas. Eso fue para mí el Encuentro de Mujer Noble, que se realizó el 15 y 16 de Octubre en Quito. Este fue el retiro anual para mujeres organizado por la Fundación Mujer de Luz e impartido por su fundadora, Nam Nidham Kaur Khalsa, una de las pioneras en entregar las enseñanzas de Kundalini Yoga a los países de Suramérica.

retiro_anual_mujer_de_luz-2

retiro_anual_mujer_de_luz-3

“Lo importante es lo que representas, no tu personalidad”, dijo Nam Nidham y se hizo un silencio en la sala. Inmediatamente se me vinieron las preguntas: ¿Qué es lo que muestro de mí? ¿Cómo se representan las mujeres en la sociedad contemporánea? Histéricas, duales, hipersexuales, maternales, conflictivas, neuróticas, así nos presentamos y creamos a nosotras mismas. Tomamos esas calificaciones externas y las hacemos propias, desconociendo nuestro verdadero potencial. Pero, ¿cuál es nuestra misión como mujeres en estos tiempos? Según el Kundalini Yoga, una tecnología ancestral que trabaja a través del compromiso y la disciplina en la práctica, nuestra misión como mujeres es encontrarnos a través del auto-conocimiento, reconociendo nuestra nobleza. Sin responder a patrones sociales impuestos y deberes para complacer a otros, la Mujer Noble es aquella que logra desarrollar la auto-comunicación y la auto-confianza a través de la escucha de su propia alma. “La Nobleza es vivir desde tu Dharma”, realizar acciones que nacen de la conciencia y no desde el ego o el subconsciente. “Tú misma te causas tu sufrimiento”, afirmó Nam Nidham, y todas las presentes supimos de lo que estaba hablando. Cuantas veces nos dejamos guiar por nuestros impulsos o ansiedades, sin medir las consecuencias de nuestras obras. Cuantas veces nos negamos a nosotras mismas, desatendiendo nuestra intuición, timón de nuestros pensamientos y acciones. El amor empieza por nosotras, aceptándonos y abrazándonos en la variedad de las formas que somos, para desde allí proyectarnos hacia los demás.

retiro_anual_mujer_de_luz-4

Éramos muchas las que allí estábamos buscando respuestas, aunque son más las preguntas que nos llevamos a casa que las certezas. Cada una llegó al encuentro con su historia particular y diferente, pero al cruzar nuestras miradas nos sabíamos hermanas, compañeras en el camino de despertar nuestro poder primordial de sentirnos dueñas de nuestro propio destino. Este es el legado y el conocimiento que imparte la Fundación Mujer de Luz a través de sus distintas sedes. Nacida en el año 2009 como una fundación internacional sin fines de lucro, ha realizado programas sociales con mujeres de distintas procedencias socio-económicas en Argentina, Chile, China, Colombia, Ecuador, España, Venezuela, Uruguay y Perú, utilizando el Kundalini Yoga y la Meditación como herramientas de intervención. Aprovechando la visita de su fundadora, Nam Nidham, se realizó seguido al Encuentro de Mujer Noble, la reunión anual de las directoras de todas las sedes con el fin de avanzar en la estructuración de la Fundación como una organización descentralizada, circular y no piramidal, promoviendo la confluencia interdisciplinaria y diferentes tipos de liderazgo para la creación de programas de impacto social para las mujeres.

retiro_anual_mujer_de_luz-5

En Ecuador, la Fundación Mujer de Luz funciona desde el año 2014 impartiendo cursos gratuitos para mujeres en situación de violencia intra-familiar y de género en los Centros de Equidad y Justicia del Municipio de Quito y para mujeres privadas de libertad en distintos centros de detención, así como también en espacios comunales de barrios periféricos de la ciudad. Este trabajo es posible gracias al trabajo voluntario y desinteresado de más de 20 profesoras de Kundalini, que en su tarea diaria buscan cumplir la misión de la organización que es empoderar e integrar la identidad de las mujeres como potencial para transformar el mundo. Esto es lo que pudimos vivenciar en el Encuentro de Mujer Noble: toda transformación personal no es solo para nosotras mismas, sino que nuestro cambio de actitud afecta nuestras relaciones sociales inmediatas y nuestra misión social. Alejarnos del Karma a través del reconocimiento de nuestra nobleza nos acerca a nuestro Dharma, como acción acorde al Ser Infinito que nos habita, donde lo personal y lo social no son expresiones opuestas sino complementarias en el trabajo comunitario y el servicio brindado a la humanidad.

retiro_anual_mujer_de_luz-6

Transformación de la conciencia como base de nuestra agencia

Reconocimiento de la unidad personal para la acción social

Movimiento constante del ser hacia la nobleza

Mujer Divina, Mujer Potencia[1]

 

[1] Rimas sueltas en base a la reflexión de mi propia experiencia.

 

Sobre Maria Picech

Maria Picech
Antropóloga social argentina dedicada al estudio de prácticas culturales transnacionales en contextos locales. Con especial interés en los vínculos entre música, jóvenes y política ha desarrollado su tesis de grado sobre el movimiento Rastafari en Buenos Aires y su tesis de maestría sobre el movimiento hip-hop en Quito. Es cantante de reggae, dancehall y rap con trayectoria en Argentina (Rosario, Santa Fe, Buenos Aires, Mar del Plata) y Ecuador (Quito). Ha realizado trabajos audio-visuales documentales sobre algunas de sus investigaciones. Actualmente, realiza un instructorado en Kundalini Yoga en Quito.

Check Also

EL BETIS GANA EN EL BERNABÉU 0 A 1 UN REAL MADRID AL QUE EMPIEZAN A DESCIFRAR SU JUEGO

Un Real Madrid, al que los equipos de La Liga Española, empiezan a descifrar la …

2 Comentarios

  1. Maravillosísimo! podes decir claramente lo que muchas sentimos, aún en diferentes prácticas… el poder aunar las almas en una práctica y sentirse parte de un grupo de pertenencia Te quiero Mati ♥

     
  2. Que importante es el yoga y con esta organización detrás aún mejor! Ojalá vinieran a Filadelfia y conectarán con nosotras. Pura vida!

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Share This
Share This Article:

close