Home / Bloguerxs / Destajador / El economista ya no tiene quien le crea

El economista ya no tiene quien le crea

BACHELET
Fotografía: Patricio Realpe/Semana56

Quizá, con esa línea, El Destajador tendría la oportunidad de cerrar la laptop e irse a disfrutar de los arcoiris que le ofrece el hermoso cielo quiteño tras las lluvias. Aunque no lo crea, El Destajador tiene su corazoncito. Sin embargo, hay algo que me obliga a no dejarlo en una simple línea, un aforismo o un casi casi plagio al difunto García Márquez. Lo cierto es que tampoco quiero que se crea que estoy comparando a este economista con el coronel de la novela de García Márquez, porque el escritor tuvo un acierto de hacerlo ver como un personaje ingenuo a través de la pureza de sus pensamientos. Pero no. El economista no es el coronel, a diferencia del personaje de la novela, tiene nombre y apellido y el dudoso honor de llamarse economista ya que la Universidad Católica de Guayaquil le confirió ese moquete, tras haber cursado unos cursos de economía, se excusó y pidió disculpas por haberlo formado tan mal.

Destajo uno

La extraña mixtura filosófica del economista vertida en su moral económica es todo un desafío para los estudiosos de epistemología. Por una parte, dice ser de izquierda. Y, por otra, dice ser católico practicante. Sin que las dos se excluyan, hay un conflicto que termina por un experimento teórico en el plano económico. Por una parte, al comulgar con la izquierda ponchera, cheísta, quilapayunezca, silviera, pueblonovera, hay una crítica muy fuerte hacia el capital y sus más recalcitrantes representantes: los banqueros, en el que acumular está mal. Por otra, está esa filosofía católica que en sus bases más profundas veían como un acto antinatura que el dinero generara dinero, algo que los protestantes supieron considerarlo como necesario y, sobre todo, nada pecaminoso y que dio paso al capitalismo como lo conocemos.

Destajo dos

Así las cosas, nuestro economista, cuando tenía quien le creyera, tuvo la genial idea de retomar ese presupuesto conservadurista de ver al ahorro como algo mal. Se le vino a su cabeza, aún recubierta de pelo, que la felicidad se lograría sacando los fondos de los bancos, para que el dinero no tenga ganancias sobre dinero, la idea se potenciaba sobre el regocijo de tener dinero circulando en la sociedad mientras estrellitas de color y arcoiris enlucieran el cielo que salía de la largo noche liberal.

Lamentablemente, el dinero circulante actuó como un efecto placebo y terminó esfumándose, puaj, justo unos años antes de los años de la vacas flacas.

Destajo tres

Es lamentable decir, y El Destajador lo reconoce, que no es una tajante verdad que no hay ni un solo ecuatoriano que le crea al economista… todavía hay los embrujados por la política comunicacional de la patria hecha spot publicitario. Sí que los hay, para desgracia de este país.

 

Sobre Equipo redacción

Equipo redacción
Periodistas apasionados por sus trabajos de buscar y encontrar historias que interesen, que conmuevan, que retraten el mundo. También contamos noticias, pero les damos un toque de análisis, para resaltar lo que consideramos pudiera ser interesante para nuestros lectores.

Check Also

EL BETIS GANA EN EL BERNABÉU 0 A 1 UN REAL MADRID AL QUE EMPIEZAN A DESCIFRAR SU JUEGO

Un Real Madrid, al que los equipos de La Liga Española, empiezan a descifrar la …

3 Comentarios

  1. Bien “El Destajador”….primera vez que lo leo, pero muy objetivo, verás, contrastado y contextualizado artículo….seguiremos avanzando en estas lecturas a destajo, porque somos más…muchisimos más, los que no comemos cuento..ni sanduches…
    Hasta la veeeectoria seeeempre..( como dicen los borregos..)

     
  2. Creo que con la esperanza de que un economista sabria administrar el dinero y la riqueza y que podriamos clnseguir desarrollo, muchisimos nos equivocamos eligiendo como presidente a este cuentero de cuyo titulo hay muchas dudas, pues no puede ser que se desmuetre tan poco. Ni el mas ignorante de los ex presidentes lo ha hecho tan mal como este supuesto intelectualoide.

     
  3. Excelente la parte que nos toca como lectores, un buen juicio de nuestra realidad de buen argumento mejor destajo no podría haberlo leído.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Share This
Share This Article:

close