Home / Destacadas / El Bloque antiminero en la Marcha del 1ro de Mayo ¡Campo y Ciudad juntos contra la megaminería!

El Bloque antiminero en la Marcha del 1ro de Mayo ¡Campo y Ciudad juntos contra la megaminería!

Fotografía: Rodrigo Vique

 

“¡Que lo detengan que se lleva la plata!”… Un joven “empresario minero” con capa roja y nariz de payaso huye mientras un grupo con vestuario de campesinos e indígenas Shuar lo persigue con máscaras y lanzas en medio de la calle. Con la participación de La Changa Colectivo de Artes Populares y el Centro Cultural Casa Uvilla, el grupo de artistas de la Minka Urbana, agrupación co-organizadora del Bloque Antiminero, denuncia el #FestinMinero en el Ecuador con música y juegos de parodia.

“Cada “máscara” representa a esa persona mega minera y anti minera” explica el compañero que dirige el trabajo actoral del grupo. “La fuerza pública, el señor del capital o del maletín, y la máscara del usurpador conviven con la campesina sin habla, el campesino rebelde, la señora o señorita de ciudad y la resistencia del mundo andino; un diablo huma con lanza festivo. En sí representan un espacio social del conflicto minero (ciudad y territorios afectados). Creo que eso es lo que apunta el jugo de parodia con máscaras”.

El teatro constituye una herramienta potente para las graves denuncias que realiza en la Marcha el Bloque Antiminero. Una de las integrantes del Colectivo Minka Urbana relata que hasta este momento más del once por ciento del territorio ecuatoriano está siendo concesionado a empresas megamineras, en su mayoría transnacionales, y agrega que los graves impactos provocados por esta actividad, afectan sobre todo a las mujeres.  Según esta portavoz, la Minka Urbana se ha propuesto informar a lxs ecuatorianxs de las “atrocidades” que suceden en los territorios a causa de la actividad megaminera: desalojos violentos, militarización, presencia policial, persecución,  criminalización, etc.

Fotografía: Rodrigo Vique

Otro miembro de la Minka Urbana señala  que en el Ecuador están en marcha, en la actualidad, 26 proyectos megamineros  y afirma que a pesar de no haberse iniciado aún la etapa de explotación,  ya se ha constatado severos daños en Íntag y a lo largo de la Cordillera del Cóndor. Del mismo modo, se espera graves impactos socioambientales  en otras zonas concesionadas del país, como  Kimsacocha, Pacto y Nanegalito.

Según el informe Entretelones de la Megaminería en el Ecuador, elaborado por varixs miembrxs de este colectivo, el proyecto megaminero Mirador, localizado en Tundayme, provincia de Zamora Chinchipe,  ha causado el desalojo de más de treinta familias y es responsable de serias violaciones a los derechos laborales. “Los trabajadores mineros también son explotados”, indica el cartel de una joven del grupo. Junto a ella, varixs jóvenes avanzan en círculo en una tradicional “zapateada”, mientras tocan pingullos y guitarras al son de esta consigna-canción dirigida a lxs gobernantes: “a mí no me diste, a mí no me diste, todo el oro que a la China diste, luego me engañaste, luego me mentiste, con las mineras amaneciste”.

La “Concha Batuqueada” también forma parte del Bloque Antiminero. Sus tambores resuenan a lo largo de la Marcha del 1ero de Mayo por las calles céntricas de Quito, mientras gritan: “¡Vivas nos queremos, no queremos morir!” “Gobierno machista, gobierno extractivista, las mujeres y la tierra no somos tu conquista”.  Su manifiesto explica los principios que orientan su accionar: “Somos una colectiva lesbofeminista popular; intervenimos el espacio público con nuestras cuerpas por ser nuestra primera arma de resistencia, estamos aquí retumbando para que sepan que existimos, que somos cuerpas censuradas, asesinadas, violadas, desaparecidas, golpeadas, explotadas, silenciadas”.

Una de sus integrantes nos cuenta: “Los cuerpos de las mujeres son usurpados del derecho a decidir y de la autonomía, de allí que, los tambores y la música sean una cómplice perfecta para entonar la rebeldía e indignación. El cuerpo es un territorio de lucha y disputa por eso como mujeres nos organizamos para gritar fuerte en las calles y en todo lugar que  “nuestro cuerpo es nuestro y su soberanía solo nos corresponde a nosotras”. Estar junto al Bloque Antiminero es comprender que  nuestros cuerpos no están fuera de los proyectos extractivistas.”

Las consignas feministas y antimineras se escuchan con fuerza, mientras una artista dentro de un muñecón-payaso gigante denuncia en su cartel “la minería irresponsable ya contaminó los ríos y destruyó las comunidades”. Varixs artistas forman parte del Bloque Antiminero, en apoyo a la lucha del pueblo shuar y campesino de la Cordillera del Cóndor. Precisamente, la semana pasada, el variette Kakaram Shuar congregó a decenas de músicos, actorxs y bailarinxs y llenó la Sala de Artes Escénicas Espacio Vazio Ispade con más de cien personas, en solidaridad con los desalojados de la comunidad Shuar de Nankintz y sus alrededores. Una de las bailarinas recuerda que en agosto de 2016 más de mil efectivos militares y policiales desalojaron de manera violenta a 16 familias y en diciembre del mismo año, el gobierno nacional decretó el estado de excepción para toda la provincia de Morona Santiago, con la intención de garantizar la instalación del campamento minero del proyecto Panantza-San Carlos en territorio Shuar. La propietaria de estas concesiones es la empresa EXSA, subsidiaria del consorcio chino Tongling CRCC, el mismo consorcio propietario del proyecto Mirador.

Fotografía: Zitouna Auryn

Acompañando al Bloque Antiminero, miembrxs de la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) recorren la Marcha del Primero de Mayo, recogiendo firmas para la campaña “Amnistía Primero”, que busca exigir a la nueva Asamblea Nacional, que se posesionará el próximo 24 de Mayo, la libertad de más de setenta personas criminalizadas por la defensa de los derechos humanos y la naturaleza. Esta campaña se ha propuesto además el cese a la persecución de lxs dirigentes sociales y un alto a las concesiones para la mega minería. Una de sus dirigentes denuncia: “La actividad megaminera ha cobrado la vida de tres líderes Shuar: Bosco Wisum, Freddy Taish y José Tendetza, sus asesinatos siguen en la impunidad”.

Cerrando el Bloque Antiminero, enormes telas de colores llevadas por estudiantes y docentes de varias universidades de Quito proclaman: “El Ecuador no es un país Minero”; “Ni la tierra ni las mujeres somos territorio de Conquista”. “Lxs estudiantes también estamos en la lucha anti minera”, afirma el presidente de la Asociación Escuela de Sociología de la PUCE e informa que ya  han organizado varios conversatorios y que en las próxima semanas se realizará un ciclo de cine antiminero y actividades deportivas para la difusión de información.

 

Sobre Michelle Báez Aristizábal

Michelle Báez Aristizábal
Docente universitaria e investigadora en ciencias sociales sobre pueblos indígenas, territorios, minería y Estado plurinacional. Feminista, ecologista, anticapitalista. Miembra del colectivo MINKA URBANA, cuyo objetivo es juntar las luchas del campo con la ciudad. 

Check Also

EL BETIS GANA EN EL BERNABÉU 0 A 1 UN REAL MADRID AL QUE EMPIEZAN A DESCIFRAR SU JUEGO

Un Real Madrid, al que los equipos de La Liga Española, empiezan a descifrar la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Share This
Share This Article:

close